jueves, 10 de marzo de 2016

LAS GOTAS DE NIEVE QUE ANUNCIAN LA PRIMAVERA

Buen día :)

Hoy voy empezar diciéndoos que me gustan todas las flores, todas, sin excepción, tienen algo que las hace perfectas.

Aunque también es cierto que hay algunas que me gustan tanto tanto, que me voy emocionando según se acerca su época de esplendor, y cuando llega, la vivo a tope, vídeos en youtube, fotos en instagram (puro vicio), por supuesto las jardineras de mi casa (si es posible)... y doy la tabarra durante semanas a todo el que me quiera (o no) oír, normalmente mi hermana que es la pobre que sufre mis locuras. 

Una de esas flores que os digo es la campanilla de invierno, nombre que integra a muchas de las especies del género Galanthus.


Fuente: Great British Gardens 

Hasta ahora, todo lo que he aprendido sobre estas preciosas plantas ha sido gracias a jardineros del Reino Unido, donde hay verdaderos fanáticos. Personas que, a lo largo de enero y febrero viven intensamente su obsesión por las snowdrops (como se llaman en inglés), se reúnen en diversas galas y recorridos por jardines para ver, oler, fotografiar y hablar sobre ellas. 



La snowdrop-manía no es cosa de los últimos años, en realidad se remonta al siglo XIX, cuando numerosas especies de Galanthus fueron introducidas desde la naturaleza. Algunas fueron traídas desde Crimea por los soldados que regresaron tras acabar la guerra, y otras fueron recolectadas y comercializadas por diversas compañías de bulbos de los Países Bajos. 


Fuente: ELLE Maison

Muchas de ellas acabaron en los grandes jardines de casas nobles y ricas y generaron la misma pasión que se ve en la actualidad. 
Los bulbos raros costaban, a mediados de siglo, el equivalente a tres semanas del sueldo de muchos y los aficionados organizaban intercambios de plantas, al igual que se hace hoy.   


Láminas de Edward Augustus Bowles (1865-1954). Fuente: RHS Prints

No obstante, todo cambió a principios del siglo XX, cuando llegaron desde China nuevas especies como magnolias, camelias y rododendros, relegando a la campanilla de invierno al olvido, salvo, claro, para los aficionados que no se dejaban llevar por las modas. 


Fuente: Crocus

La megapasión por los Galanthus se mantiene y ha generado una de las comunidades de aficionados más grande y activa del mundo de la jardinería. 


Fuente: Rode Hall

Algunos de los muchos jardines de snowdrops del Reino Unido a los que se puede ir para ver la floración son: 

Acorn Bank, Cumbria
Bagthorpe Hall, Norfolk
Bruckhills Gardens, Aberdeenshire
Gable House, Beccles, Suffolk
Gatton Park, Surrey
Jericho, Oundle, Northamptonshire
Hodsock Priory Gardens, Nottinghamshire
Little Court, Crawley, nr Winchester Hampshire
Tregoose, Cornwall
West Dean Gardens, Sussex


Fuente: Gardens IllustratedGreat British Gardens, National Trust

2 comentarios:

  1. Yo también soy un enamorado de las plantas y del mundo vegetal.En casa poseo muchas macetas y yo un enamorado de las "alegrías de la casa" o Impatiens.Tengo una variedad que reproduzco por esqueje pero que además ella se me reproduce por semillas.Me salen en otras macetas plántulas que germinan .
    En cuanto a las plantas las que más me gustan son los HELECHOS con mayúsculas a pesar de lo costoso que me resulta poder mantenerlas aquí en Alicante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo Bernardo, la pasión por las plantas no tiene límite, a mi también me encanta tener la casa llena de macetas, siempre estoy introduciendo novedades y probando cambios.
      Las Impatiens son una preciosidad, por algo se llaman 'alegrías de la casa' no? :):)
      Yo tengo, desde luego, mis plantas favoritas, pero siempre me gusta descubrir especies y variedades nuevas. Y recolectar semillas y germinarlas me rechifla, voy por la vida cogiendo bellotas, sámaras de arce, etc. un vicio, jeje.
      Mil gracias por tu comentario.
      Un beso.
      Almu :)

      Eliminar