viernes, 30 de septiembre de 2016

UN JARDÍN EN MARRAKECH

Buen día!!!

Hoy vuelvo a mi lista de jardines pendientes para hablaros de un jardín que se encuentra en Marrakech y es... bastante llamativo. 

Se trata del Jardín Majorelle, creado en 1924 por el pintor francés Jacques Majorelle y rescatado, años después, por Yves Saint Laurent y Pierre Bergé.



Jacques Majorelle nació en 1886 en Nancy, Francia. Su padre era el famoso diseñador de muebles Louis Majorelle, uno de los fundadores de la Escuela de Nancy, y por esto, Jacques se crió rodeado de dibujantes, ebanistas y artistas durante una etapa en la que el Art Nouveau estaba en su máximo apogeo. 
Tras realizar estudios de arquitectura, decidió dedicar su vida a la pintura, y así, asistió a la Academia de Bellas Artes de Nancy y a la Academia Julian en París, para después viajar por Bretaña, Italia y España, donde descubrió la fuerza de la luz, y más adelante a Egipto, en el que se sintió fascinado por el mundo islámico y su cultura. 



En 1917 llegó a Marruecos invitado por un amigo, y descubrió Marrakech, la ciudad-oasis, cuyos colores, luz y "zocos empapados con vida fértil y feliz" le hechizaron. Fue entonces cuando comenzó a pintar escenas de las villas y pueblos que visitaba, en sus grandes lienzos representaba la formas geométricas, sobrias y estilizadas de las casbahs, y las adornaba con metales como oro y plata. A lo largo de los años atravesó varias fases en las que fue transformando su técnica e inspiración, aunque representando siempre los paisajes y sujetos del continente africano. 



En 1923 Jacques compró un terreno (que fue ampliando con el tiempo) situado junto a un palmeral en Marrakech, parte del mismo estaba ocupado por una plantación de álamos, que indicaban la presencia de agua en la parcela, lo que inspiró al artista el nombre de la propiedad, Bou Saf Saf (lo siento pero no he logrado averiguar el significado, si alguien lo sabe que me lo diga porfa!!!).
Allí construyó una casa sobria de líneas moriscas, un edificio de estilo bereber para alojar los talleres y una torre de adobe conocida como Borj. 
En 1931 encargó al arquitecto Paul Sinoir el diseño de una villa cubista a la que se añadieron, dos años más tarde, balcones y una pérgola de inspiración árabe. 



Siendo la botánica una de las aficiones de Majorelle, creó alrededor de su vivienda un exuberante jardín que se convertiría en una de sus obras más deslumbrantes. Durante casi cuarenta años fue llenándolo con nuevas variedades de plantas de los cinco continentes, convirtiéndolo en una "catedral de formas y colores". 



La fama del jardín de Majorelle creció, e incluso superó a la de sus pinturas. 
A lo largo de sus viajes fue aumentando su pasión por la jardinería, comenzó a traer plantas de todo el mundo y entablo relación con numerosos aficionados a la botánica como él. Adquirió cientos de variedades raras de árboles y plantas, cactus, palmeras, bambúes, ágaves, daturas, buganvillas, jazmines, helechos...
Al igual que en la composición de un cuadro, Majorelle dispuso las especies creando luces y sombras en torno a un largo estanque central y junto a serpenteantes caminos y paredes pintadas. 



En 1937 comenzó a utilizar unos colores que transformaron totalmente el jardín. Pintó por primera vez la fachada de la casa, además de puertas, pérgolas, ollas y demás edificios en colores primarios brillantes. Uno de ellos se hizo conocido como "azul Majorelle", un fuerte azul cobalto que está presente en toda la finca. 



Fue también un "jardín ogro voraz" cuyo costoso mantenimiento obligó al artista a abrirlo al público en 1947 por una cuota de entrada. Después, en 1956 con motivo de su divorcio, hubo de dividir la propiedad por la mitad, y esta a su vez fue vendida en 1961 por encontrarse en una mala situación financiera provocada por los gastos médicos de un grave accidente de tráfico en el que se vio involucrado. Tras un segundo accidente, viajó de vuelta a Francia, donde falleció en 1962. 

Tras su venta, el jardín quedó olvidado y abandonado a su suerte. 



Yves Saint Laurent y Pierre Bergé descubrieron el jardín Majorelle en 1966, durante su primera estancia en Marrakech. 

"Rápidamente nos familiarizamos con este jardín, y fuimos todos los días. Estaba abierto al público pero casi vacío. Fuimos seducidos por este oasis donde los colores usados por Matisse se mezclaban con los de la naturaleza." 

"Y cuando oímos que el jardín se iba a vender y reemplazar por un hotel, hicimos todo lo que pudimos para evitar que ese proyecto se llevara a cabo. Así es como finalmente nos convertimos en los dueño del jardín y la villa. Y hemos traído el jardín de vuelta a la vida a lo largo de los años."  


Pierre Bergé Yves Saint Laurent, "Une passion marocaine"
Editions de la Martinière, 2010




Yves Saint Laurent y Pierre Bergé compraron el Jardin Majorelle en 1980 y lo salvaron de convertirse en un complejo hotelero. Decidieron vivir en la villa Bou Saf Saf, a la que renombraron como Villa Oasis, y emprendieron su restauración, con el fin de "transformarlo en el jardín más hermoso, respetando la visión de Jacques Majorelle". 



Se instalaron sistemas de riego automático, y de nuevo, un equipo de jardineros se encargó del mantenimiento del jardín, sus estanques y fuentes. Desde 1999 se han añadido nuevas especies de plantas, aumentando el número total de 135 a 300. 
El estudio del pintor se transformó en un museo abierto al público dedicado a la cultura bereber y que alberga la colección particular de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé. 



Yves Saint Laurent decía que fue capaz de encontrar una fuente inagotable de inspiración en el Jardín Majorelle, y que soñó muchas veces acerca de sus colores únicos.
Falleció el 1 de junio de 2008 en París, y sus cenizas fueron esparcidas en el jardín de rosas de la Villa Oasis, donde se construyó un monumento formado por un pilar romano, traído desde Tánger, situado sobre un pedestal con una placa conmemorativa.
Pierre Bergé donó entonces la propiedad a la fundación que lleva sus nombres. 


El jardín está abierto todo el año:

1 octubre - 30 abril. 8:00 - 17:30
1 mayo - 30 septiembre: 8:00 - 18:00
Durante el mes de Ramadan: 9:00 - 17:00

El precio de entrada es de 70 Dhs para el jardín y de 30 Dhs para el museo (en su página se pueden consultar los descuentos y tarifas especiales). 

Rue Yves Saint Laurent, Marrakech. Marruecos

 

Fuentes: Jardin Majorelle

2 comentarios:

  1. Un jardín impresionante y lleno de personalidad. Gracias por este paseo.
    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? Lo cierto es que me encanta, durante años han rondado por casa varias fotos descoloridas de cuando mi padre lo visitó hace años y siempre me ha llamado la atención, y desde luego estoy deseando ir :)
      Gracias por comentar!!

      Eliminar